La DEMOCRACIA contra la REPÚBLICA
Artículos

La DEMOCRACIA contra la REPÚBLICA

Articulo del Vicepresidente de nuestro Foro Regional Rosario, Ing, David Czarny

 Las ventajas de la democracia en la educación son fundamentales, porque sin libertad, la educación es adoctrinamiento y control de los contenidos de la enseñanza.

 

La democracia es la apertura a contenidos culturales, nacionales y universales, pluralistas y actualizados, con respeto a la diversidad de culturas e identidades.

 

Es el funcionamiento de una autoridad pedagógica resultante del reconocimiento, de la deliberación, la reciprocidad y el diálogo.

 

La democracia marca el acceso masivo a la educación para todos, con ingreso libre sin espacios selectivos y sin privilegios, para más escuelas, más maestros, más graduados.

 

Alienta la expresión de las demandas sociales por más escolarización con obligatoriedad de 12 años de escuela primaria y secundaria; pero también orientando recursos necesarios para alcanzarlos y asegurar la igualdad de oportunidades.

 

Lamentablemente, los logros de cobertura escolar contrastan con la calidad de la educación ofrecida y de los conocimientos, ya que presentan un vacío de significado pedagógico y solo para efectos estadísticos.

 

El sistema escolar es el ámbito de mayor inclusión social contra la violencia y todas las carencias, que a veces son un obstáculo para el aprendizaje.

 

Aún falta el equilibrio entre las necesidades sociales y la demanda de
conocimientos, que requieren POLITICAS DE ESTADO para el modelo socioeconómico y el modelo pedagógico, que garanticen conocimientos básicos para todos.

 

La necesidad de conocer no es un hecho natural en las condiciones actuales de exclusión social con necesidades básicas insatisfechas y consumos culturales perversos; lo que enfrenta a los maestros al poco interés de los alumnos hacia los contenidos del programa escolar.

 

Esto exige la construcción de una sociedad más justa, para poder motivar y movilizar a los alumnos que no tuvieron ningún incentivo en el ámbito familiar o extraescolar, lo que reclama una formación de docentes comprometidos con nuevas políticas educativas.

 

Así se podrá recrear la utilidad del trabajo y el esfuerzo para aprender y prepararse para el futuro, achicando las desigualdades de logros en los aprendizajes, como una cuestión cultural y de valores sociales.

 

En las sociedades actuales, el conocimiento es un capital primordial, es una riqueza que produce riqueza; y hace a la posición de los individuos en la estructura social.

 

La exclusión del saber determina la exclusión de otros bienes materiales y espirituales que hacen al respeto, el poder y el reconocimiento de la sociedad.
A veces los excluidos no toman conciencia de su exclusión, caso contrario demandarían conocimientos reales y no solo escolarización.

 

El conocimiento tiende a la concentración del capital y no se lo puede distribuir a voluntad como los bienes y servicios comunes, sino que requiere un largo proceso y recursos institucionales y tecnológicos.

 

Estas son las bases para las Políticas del Conocimiento, que requieren estrategias y objetivos claros, para alcanzar la igualdad de oportunidades como un derecho y no una dádiva o concesión de los poderosos.

 

Se trata de una lucha política hacia este objetivo social.

Será el fortalecimiento de las instituciones de la democracia para la libertad y la igualdad de todos sus ciudadanos, sin exclusión.

 

 Abril de 2010

 

Vicepresidente del Foro Regional Rosario

Ing. David Czarny

ingdacza@edinet.net.com

Volver
Foro Regional Rosario
La DEMOCRACIA contra la REPÚBLICA

Articulo del Vicepresidente de nuestro Foro Regional Rosario, Ing, David Czarny

 Las ventajas de la democracia en la educación son fundamentales, porque sin libertad, la educación es adoctrinamiento y control de los contenidos de la enseñanza.

 

La democracia es la apertura a contenidos culturales, nacionales y universales, pluralistas y actualizados, con respeto a la diversidad de culturas e identidades.

 

Es el funcionamiento de una autoridad pedagógica resultante del reconocimiento, de la deliberación, la reciprocidad y el diálogo.

 

La democracia marca el acceso masivo a la educación para todos, con ingreso libre sin espacios selectivos y sin privilegios, para más escuelas, más maestros, más graduados.

 

Alienta la expresión de las demandas sociales por más escolarización con obligatoriedad de 12 años de escuela primaria y secundaria; pero también orientando recursos necesarios para alcanzarlos y asegurar la igualdad de oportunidades.

 

Lamentablemente, los logros de cobertura escolar contrastan con la calidad de la educación ofrecida y de los conocimientos, ya que presentan un vacío de significado pedagógico y solo para efectos estadísticos.

 

El sistema escolar es el ámbito de mayor inclusión social contra la violencia y todas las carencias, que a veces son un obstáculo para el aprendizaje.

 

Aún falta el equilibrio entre las necesidades sociales y la demanda de
conocimientos, que requieren POLITICAS DE ESTADO para el modelo socioeconómico y el modelo pedagógico, que garanticen conocimientos básicos para todos.

 

La necesidad de conocer no es un hecho natural en las condiciones actuales de exclusión social con necesidades básicas insatisfechas y consumos culturales perversos; lo que enfrenta a los maestros al poco interés de los alumnos hacia los contenidos del programa escolar.

 

Esto exige la construcción de una sociedad más justa, para poder motivar y movilizar a los alumnos que no tuvieron ningún incentivo en el ámbito familiar o extraescolar, lo que reclama una formación de docentes comprometidos con nuevas políticas educativas.

 

Así se podrá recrear la utilidad del trabajo y el esfuerzo para aprender y prepararse para el futuro, achicando las desigualdades de logros en los aprendizajes, como una cuestión cultural y de valores sociales.

 

En las sociedades actuales, el conocimiento es un capital primordial, es una riqueza que produce riqueza; y hace a la posición de los individuos en la estructura social.

 

La exclusión del saber determina la exclusión de otros bienes materiales y espirituales que hacen al respeto, el poder y el reconocimiento de la sociedad.
A veces los excluidos no toman conciencia de su exclusión, caso contrario demandarían conocimientos reales y no solo escolarización.

 

El conocimiento tiende a la concentración del capital y no se lo puede distribuir a voluntad como los bienes y servicios comunes, sino que requiere un largo proceso y recursos institucionales y tecnológicos.

 

Estas son las bases para las Políticas del Conocimiento, que requieren estrategias y objetivos claros, para alcanzar la igualdad de oportunidades como un derecho y no una dádiva o concesión de los poderosos.

 

Se trata de una lucha política hacia este objetivo social.

Será el fortalecimiento de las instituciones de la democracia para la libertad y la igualdad de todos sus ciudadanos, sin exclusión.

 

 Abril de 2010

 

Vicepresidente del Foro Regional Rosario

Ing. David Czarny

ingdacza@edinet.net.com

La DEMOCRACIA contra la REPÚBLICA